x
Centro de preferencia de la privacidad
Cuando visita cualquier sitio web, el mismo podría obtener o guardar información en su navegador, generalmente mediante el uso de cookies. Esta información puede ser acerca de usted, sus preferencias o su dispositivo, y se usa principalmente para que el sitio funcione según lo esperado. Por lo general, la información no lo identifica directamente, pero puede proporcionarle una experiencia web más personalizada. Ya que respetamos su derecho a la privacidad, usted puede escoger no permitirnos usar ciertas cookies. Haga clic en los encabezados de cada categoría para saber más y cambiar nuestras configuraciones predeterminadas. Sin embargo, el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en el sitio y los servicios que podemos ofrecer.
Más Información Habilitar todas
Gestionar las preferencias de consentimiento
- Cookies técnicas Activas siempre
Son aquellas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.
- Cookies de análisis o medición
Son aquellas que permiten al responsable de las mismas, el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web a los que están vinculadas. La información recogida mediante este tipo de cookies se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, aplicaciones y plataformas, con el fin de introducir mejoras en función del análisis de los datos de uso que hacen los usuarios del servicio.
- Cookies de Google Maps
Cookies de Preferencias de Google: Estas cookies permiten que los sitios web de Google recuerden información que cambia el aspecto o el comportamiento del sitio web como, por ejemplo, el idioma que prefieres o la región en la que te encuentras.
- Cookies de la web
Si las aceptas podremos guardar los datos de usuario encriptados de tu area privada para que no tengas que escribirla cada vez que quieras entrar.
Rechazar todas Confirmar mis preferencias
¿LE HAN DENEGADO A TU HIJO LA BECA DEL MINISTERIO?
¿LE HAN DENEGADO A TU HIJO LA BECA DEL MINISTERIO?
Te presentamos estas alternativas de becas universitarias a las que puedes recurrir si a tus hijos le deniegan la beca pública.
más Artículos de interés
Active Seguros Thu, 21 Feb 2019 09:45:00 +0100
21 de Febrero de 2019
¿LE HAN DENEGADO A TU HIJO LA BECA DEL MINISTERIO?
En primer lugar, vamos a distinguir entre beca pública y beca privada. La gran problemática que encierra esta polémica está, precisamente, en que no es tan fácil, ni mucho menos, tal distinción. La lógica nos lleva a relacionar las becas públicas con entes públicos. Es decir, son tales las que establece y disciplina un organismo público. En cuanto a las becas privadas son todas aquellas que no sean públicas, siendo la distinción más característica la comentada: institucional, organicista, por el ente o entidad, de tal forma que si una empresa o entidad del sector privado es la que establece y otorga la beca, esta viene calificada de por sí como privada frente a aquellas otras procedentes del sector público. 

En cualquier caso, si has pedido una beca y te ha llegado la notificación de que no te la dan, no la des por perdida. Puedes recurrir la beca y conseguir que te la admitan. Anímate a hacerlo si cumples con los requisitos o si no tienes muy claro que no los cumplas, si estás en el límite. Te la pueden haber denegado por un error administrativo.

Ante la burocracia solo hay que armarse de paciencia, muchas veces no se necesita más. Merece la pena recurrir si crees que tienes la razón de tu lado o incluso si no lo tienes muy claro. Y no solo si te la han denegado, también se puede recurrir si crees que la cuantía de la beca es inferior a la que te corresponde.

Estos son los pasos que debes dar a la hora de recurrir una beca:
 

1. Volver a leer bien la convocatoria


Es lo primero que hay que hacer porque en los papeles de la beca es donde se detalla cómo recurrir. También a qué organismo debes dirigirte. Si es una ayuda pública, tendrás que dirigirte a la unidad de becas de tu universidad o a la Consejería de Educación de tu comunidad autónoma.
 

2. ¿Qué trámite, una alegación o un recurso de reposición?


El siguiente paso es realizar el trámite para recurrir, que dependerá de si se ha cerrado la convocatoria:

Si se está dentro del plazo de la convocatoria, tienes que emitir un recurso de alegación. Lo más probable es que haya un formulario de alegaciones previsto. Este recurso administrativo es gratuito y lo resolverá la unidad de becas.

Si se ha pasado el plazo de la convocatoria, tendrás que poner un recurso de reposición. También es muy posible que esté publicado el formulario pertinente. Es, asimismo, un trámite gratuito. En este caso lo resolverá el Ministerio de Educación (si se trata de una beca pública).
 

3. A la hora de rellenar el formulario, ten en cuenta…


De nuevo, lee la documentación con detenimiento. Asegúrate bien de cuándo finaliza el plazo de presentación y rellena con atención los datos personales.

Tendrás un apartado en el hayas de exponer qué ha sucedido. Que se te ha denegado tal beca o que la cuantía es inferior y que por este motivo pones el recurso. A veces este apartado viene redactado y solo tienes que seleccionar la opción que te corresponda.

A continuación, aparecerá el espacio para alegar, donde debes indicar los datos que pienses que no se han tenido en cuenta.

Después es el momento para detallar la documentación que aportas como prueba de lo que dices. Refleja el tipo de documento que incluyes (siempre una copia, no el original) y asígnale una referencia si son varios para facilitar la lectura.

No te olvides de firmarlo.
 

4. El último cartucho al que recurrir


Si no te han funcionado las fórmulas anteriores, puedes recurrir a la vía judicial y poner un recurso contencioso-administrativo. La cuestión es que deberás pagar abogado y procurador.

Conviene que tengas la completa seguridad de que se trata de un error y que te merece la pena recurrirlo. El juez decidirá quién paga las costas y puede que no recuperes del todo el dinero invertido aún ganando el recurso.
 

Paga tus recibos online
Cerrar
Artículos de interés
¿Es tu primera vez?